Ya no puedo esperar más

Ya no puedo esperar más
Hoy necesito verte
He tardado en atreverme
pero me lo pide el cuerpo
exige que te secuestre
y que te lleve al huerto

¿Ves que valiente soy?
no disimulo ni escondo
No me pierdo en excusas
ni fuerzo argumentos
No pido ayuda a las musas
ni doy a nadie tormento
Solo me permito
y eso, de cuando en cuando,
algún loco pensamiento
roto en líneas, rimadito,
mientras te aguardo
y provoco
Ese es mi pasatiempo.

Ya no puedo esperar más
tendrá que ser pronto, muy pronto
recuerda en aquel coche
me parecías mayor
la luna eclipsaba la noche
no estaba lista ni al tanto
no andaba preparada
para abrazar tu calor
“Espera a que crezca” -decía-
“si quieres ganarte mi amor”
Ese aire inalcanzable
esa gran sabiduría
tus mares, tus ríos
todo me aburría
Nada me impresionaba
y tú aún así lo intentabas
mil historias en tus ojos
labios rosas y no rojos
Despertaba alguna cosa
atractiva, peligrosa
demasiado pal body
(y pa’ mi walkman de sony)

¿Y yo qué? una juventud
de media sonrisa
botones de madera
los domingos a misa
leche con colacao en la nevera
muchas dudas y premisas
Fragancia de jazmín
una crema de Yves Rocher
un espejo para mí
inocencia o candidez
cautiverio o calvario
Qué más da
fue hace siglos
y aún florecen jazmineros
y aún persiste esa tienda
y aún se fabrica ese coche
y aún hay día y hay noche
y aún cautiverios y espejos.

Ya no puedo esperar más
necesito tenerte
y eso que empiezas
a parecerme muy joven
Más rápida, más vibrante
dos pasos por delante
Que sirva esto de aviso
no forzaré un nuevo encuentro
si me rechazas, me pierdo.
No me des largas, te advierto
esperar ya no es lo mío.
Escucho tu nombre y suspiro
me invade la impaciencia
y quisiera quemar Valencia.

Anticipo la entrega
me imagino en tus brazos
Veo escrita tu inicial
y me tiemblan las rodillas
una “V” en cursiva
emoción de bajada y subida
Siento tu perfume
en el aire de abril
y me digo que por fin
hay justicia divina.
Luego vuelvo a ser
la misma joven de quince
que te dio calabazas
que te dio caldo y tres tazas
que te dijo: suave, lince
prueba otro día, más tarde
esa que abrió la puerta
y vio cómo te marchaste

Ya no puedo esperar más
Hoy necesito verte
no te olvides de mí
es cuestión de vida o muerte
No bromees con retardos
te lo digo en plata (y oro)
Anda, mi amor ven conmigo
perdona a esa cría, te imploro
Vida… no pases de largo.

2 comentarios en “Ya no puedo esperar más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s