FLORIFAGIA

La primera vez fuè poco despuès de nuestra luna de miel. Ya estàbamos instalados en la que serìa nuestra casa y una noche sorprendì a mi mujer mientras estaba pasando el último bocado de un plato de rosas del color de la sangre. Mi extrañeza creció ante […] FLORIFAGIA Es la primera vez que uso Sigue leyendo…

Globalización, identidad y literatura

Cuando el más apartado rincón del globo haya sido técnicamente conquistado y económicamente explotado; cuando un suceso cualquiera sea rápidamente accesible en un lugar cualquiera y en un tiempo cualquiera; cuando se puedan “experimentar”, simultáneamente, el atentado a un rey en Francia y un concierto sinfónico en Tokio; cuando el tiempo solo sea rapidez, instantaneidad Sigue leyendo…

Feliz Navidad

Cuando era una niña, para mí la Navidad era tan simple -y limitada- como un garabato sobre papel cuadriculado. El símbolo del árbol de navidad consistía en unas líneas geométricas simétricas, triángulos rematados con círculos en los extremos. A veces, sin color; a veces, verde y rojo. Eso ya simbolizaba muchas cosas: el árbol (no Sigue leyendo…

Caligrafías

Mi madre se llama Elena. Cuando yo era niña,  a veces, ella escribía su nombre en un papel por alguna razón (una firma, documentación, una autorización escolar…) y yo observaba el trazo de la primera letra en mayúscula.  Esa letra suya, comenzaba con un rizo en la parte superior, proseguía con una pequeña recta y Sigue leyendo…

Contemplar

Admiro a esos escritores que se retiran del mundo bullicioso de las ciudades y, asistidos por la ventaja que otorga el ser hábil con la palabra escrita, nos narran experiencias de contacto con la naturaleza y la vida interior. Quizá porque la de escribir es una tarea solitaria, de entrega y observación, se producen revelaciones Sigue leyendo…

Hagamos un pacto

Hagamos un pacto: tú no me reprochas mi acero inoxidable yo no te echo en cara tu exceso de dulzura. Cerremos un trato: yo no ataco tus defensas, tú relajas tu postura. Probemos otra cosa: nadie juzga, nadie opina, nadie remata esta frase. Acepta el compromiso: nos miramos, nos besamos y que pase lo que Sigue leyendo…